Restricción Calórica y cómo aplicarla ?

Picnic-Deficit-Calorico

Durante el verano, es habitual enfrentarse a tentaciones alimenticias y caer en hábitos poco saludables, como comer en exceso o elegir opciones no nutritivas. En estos meses, los planes sociales y gastronómicos se incrementan, lo que puede llevar a un desequilibrio en nuestra dieta. Pinchos, bebidas frescas y otros productos típicos de la temporada no siempre permiten seguir una alimentación equilibrada, lo que genera numerosas preguntas:

¿Cómo disfrutar de los helados de forma saludable?

¿Qué alimentos debo incluir en mi dieta para tener más energía durante el verano?

¿Cómo controlar las porciones al comer fuera durante las vacaciones?

¿Si dejo de comer tanto, adelgazaré?

A continuación, abordaremos la restricción calórica y cómo implementarla de manera efectiva.

 

¿Qué es la restricción calórica?

La restricción calórica es una estrategia para reducir la cantidad de calorías consumidas sin comprometer la nutrición esencial. No se trata simplemente de comer menos, sino de ajustar la ingesta de manera inteligente para promover la salud y el bienestar general.

La reducción calórica presenta ciertos desafíos, como el riesgo de deficiencias nutricionales debido a una menor variedad o cantidad de alimentos. Además, algunas personas pueden encontrar difícil seguir una dieta baja en calorías a largo plazo. Por lo tanto, es esencial monitorear cuidadosamente la ingesta de nutrientes y la tasa metabólica basal al considerar la restricción calórica como parte de un plan de pérdida de peso, siempre bajo la supervisión de un nutricionista.

Durante los meses de verano, las tentaciones culinarias y los eventos sociales pueden alterar nuestra dieta habitual. Es crucial mantener un equilibrio adecuado, evitando los picoteos entre comidas y optando por snacks saludables como frutas frescas o palitos de verduras. Reducir el consumo de alimentos procesados, ricos en grasas saturadas y azúcares refinados, también es fundamental para mantener una alimentación equilibrada.

Estrategias para una restricción calórica efectiva

Además de la reducción calórica, es vital adoptar hábitos de vida saludables, como la práctica regular de ejercicio físico y la gestión efectiva del estrés. Incluir alimentos nutritivos y bajos en calorías en la dieta, como verduras frescas, proteínas magras, granos enteros y grasas saludables, puede ayudar a alcanzar y mantener un peso saludable durante el verano.

Para llevar a cabo una restricción calórica efectiva, es importante seguir una estrategia que se ajuste a tus necesidades y preferencias personales siempre guiado por un nutricionista.

A continuación, presentamos algunas estrategias basadas en el consumo de verduras, frutas, proteínas limitadas, aumento de líquidos y ayuno intermitente:

1. Dieta Basada en Verduras

Las verduras son bajas en calorías y ricas en nutrientes, lo que las convierte en una excelente base para una dieta de restricción calórica. Consume grandes cantidades de verduras en cada comida, asegurándote de incluir una variedad de colores y tipos (hojas verdes, crucíferas, raíces, etc.).

2. Incorporar Frutas y Verduras, con Poca Proteína

Añadir frutas y limitar las proteínas a cantidades moderadas puede ayudar a reducir la ingesta calórica. Ejemplo en un plan de comida; Dos tercios del plato deben consistir en verduras y frutas, y un tercio en proteínas magras (como pollo, pescado, tofu, legumbres).

3. Aumento del Consumo de Líquidos

Beber líquidos puede ayudar a controlar el hambre y aumentar la sensación de saciedad. Aumenta la ingesta de agua, infusiones de hierbas, té verde y caldos bajos en sodio.

4. Ayuno Intermitente

El ayuno intermitente es una estrategia dietética que alterna períodos de ayuno y alimentación. Una de las formas más populares de ayuno intermitente es el método 16/8, que implica ayunar durante 16 horas y comer durante una ventana de 8 horas cada dia que lo impliques. Aquí ofrecemos una guía detallada sobre cómo implementar el ayuno intermitente 16/8 y algunos de sus beneficios.

¿Qué es el Método 16/8?

El método 16/8 divide el día en dos períodos:

Período de Ayuno (16 horas): No se consume ningún alimento sólido. Se permiten bebidas sin calorías como agua, té y café sin azúcar.

Ventana de Alimentación (8 horas): Se pueden consumir comidas y snacks. Cómo Implementar el Ayuno Intermitente 16/8

1. Determina tu Horario

Elige un horario que se adapte a tu rutina diaria. Un ejemplo común es:

Período de Ayuno: 8 p.m. a 12 p.m.

Ventana de Alimentación: 12 p.m. a 8 p.m.


Esto significa que cenas antes de las 8 p.m., te saltas el desayuno y tu primera comida es el almuerzo a las 12 p.m.

2. Planifica tus Comidas

Durante la ventana de alimentación, asegúrate de consumir comidas balanceadas y nutritivas.

3. Hidratación

Durante el ayuno, mantente hidratado bebiendo agua, té y café sin azúcar. Esto ayuda a controlar el hambre y mantener la energía.

 

HAZTE SOCIO

¿Listo para un cambio? Hazte socio y empieza a disfrutar de nuestras clases y servicios. Aquí encontrarás lo que necesitas para sentirte bien y estar en forma. ¡Ven, únete y comienza a vivir mejor desde hoy!